“El sistema de compliance penal garantiza que las organizaciones son éticas, legales y responsables”

“Con el sistema de compliance penal las empresas garantizan que son éticas, legales y responsables”

El 8 de febrero se ha celebrado en Valencia la Jornada Compliance penal, cultura de empresa, organizada por Solumed Consultores en colaboración con el Área de Desarrollo Económico Sostenible de la Concejalía de Empleo y Emprendimiento del Ayuntamiento de València y el Colegio Oficial de Graduados Sociales (COGRASOVA).

Expertos en el ámbito del compliance o cumplimiento normativo han explicado en qué consiste este sistema de gestión, la responsabilidad penal de las organizaciones y de las personas que las forman, y el impacto que tiene la implantación de sistemas preventivos y de control para conseguir empresas y organizaciones que actúen de forma legal, ética y responsable, beneficiando así a toda la sociedad.

Este sistema no sólo determina los procedimientos y políticas que deben desarrollar las empresas sino que contempla también sanciones cuando se incumplen los protocolos. Además, establece procesos de verificación continua y de modificación cuando se producen infracciones o hay cambios en la organización.

Julio Olmos, Coordinador General del Área de Promoción Económica de la Concejalía de Empleo y Emprendimiento del Ayuntamiento de València ha destacado en su intervención inaugural la importancia del compliance como una forma de establecer un perímetro de seguridad que ayude a prevenir la comisión de delitos en las organizaciones.

En la primera mesa, Adecuación e implementación del compliance en las empresas, han participado José Antonio Martínez, vicesecretario General del Ayuntamiento de València, Ferran González, abogado experto en protección de datos y Carla Debat, gerente de operaciones de Applus Certification. Los ponentes han expuesto las diferentes cuestiones que las empresas y administraciones públicas deben tener en cuenta en el proceso de implantación del cumplimiento normativo, cómo debe desarrollarse ese proceso y los beneficios que obtienen las organizaciones tras su certificación. Ferran González, ha destacado que la implantación del compliancedebe estar indisolublemente unida a los sistemas de calidad.

En la segunda mesa se han expuesto experiencias de éxito en compliance en empresas de varios sectores y tipologías, con el objetivo de visibilizar el impacto de este sistema de gestión en entidades tan diferentes como las sociedades anónimas deportivas y las empresas. En esta mesa han participado Juan José Tirado, presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Valencia, Jorge Lucas, compliance officer del Levante U.D., Cristina Cortés, de Desguace Cortés y Pedro Agut, ecompliance officer de Unión de Mutuas.

En estas organizaciones el compliance se ha destacado por detectar ámbitos en los que existe el riesgo de tener incidencias que puedan afectar no sólo a la responsabilidad penal de las organizaciones y las personas que las forman, sino también a su imagen y su reputación.

La última mesa ha abordado la responsabilidad penal de las personas jurídicas y los modelos de compliance según el tipo de organización. Carmen Pleite, presidenta del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Valencia, ha moderado esta mesa en la que han participado voces autorizadas como la Magistrada del Tribunal Supremo Mª Luisa Segoviano, el Fiscal adscrito a la Fiscalía de Valencia Javier Roda y el abogado y economista José Miguel Castillo.

Estos expertos jurídicos en cumplimiento normativo han despejado las dudas de los asistentes sobre la responsabilidad penal de las organizaciones y la función del compliance como herramienta de control y prevención de delitos.

En esta jornada los ponentes han evidenciado las ventajas que el compliance penal o cumplimiento normativo aporta a las empresas:

  • Consigue que la gestión se comprenda y, por tanto, se acepte, y que se busquen soluciones conjuntas para mejorar el desempeño.
  • Minimiza la probabilidad y disminuye la gravedad de un incumplimiento de la legislación.
  • Cuida la reputación, ahorrando juicios, sanciones e incluso pérdidas económicas por la importancia que tiene la responsabilidad social de la organización.

Los comentarios están cerrados.